Tengo alergia

tu portal especializado en alergia

Noticias

Novedades y actualidad sobre la enfermedad alérgica.

La razón de la alergia a la carne

Cada vez más personas sufren violentas reacciones alérgicas tras consumir productos de mamíferos. Y el culpable es este minúsculo bichito.
Hablamos con Olaya, una de las primeras españolas en ser diagnosticada con el “síndrome alfa-gal”, que puede llegar provocar una reaccion alérgica potencialmente letal.

Fuente: Periódico El Mundo

Olaya Louzao dejó la ciudad para irse a vivir a una aldea de (literalmente) tres casas y siete vecinos llamada Vilabuin, en el concello lucense de Ourol. Es ceramista. Cuece sus piezas en un horno de gas y las vende por internet. Su último encargo es un regalo de boda: una réplica de la muralla romana de Lugo. Cuando está en su casa y atiende su huerto se siente segura: va armada con una «pistola de adrenalina». Si en cualquier momento sufriera un shock anafiláctico tendría que inyectarse de inmediato este tratamiento por vía intramuscular.

Olaya es uno de los pocos casos diagnosticados en España del síndrome de alfa-gal. Se trata de una misteriosa alergia a la carne roja, identificada recientemente y que tiene manifestaciones clínicas muy variadas, desde picores, trastornos intestinales y urticaria hasta la temida anafilaxia: una reacción alérgica severa que es potencialmente mortal ya que impide la respiración.

Esta gallega de 34 años necesitó un año de paciencia y visitas al médico para ser diagnosticada. Presa de frecuentes cólicos y vómitos, los especialistas en Digestivo de su centro sanitario no conseguían averiguar lo que le pasaba. Hasta que las dudas fueron despejadas cuando sufrió una anafilaxia. Una vez superada esta crisis, unas pruebas dieron por fin con el veredicto final y tuvo que renegar para siempre del cerdo, la ternera y el cordero.

Lo que no sabía Olaya hasta ese momento es que ese infierno lo había provocado una garrapata.

Olaya estaba inmersa en el cubo de Rubik de las alergias, un rompecabezas que combina un rechazo a la carne de mamíferos y también a fármacos, y cuyos ejes del cubo giran en torno a este parásito. Conectar todos estos elementos ha necesitado de muchos años de investigación.

«Yo tengo el mejor detector biológico del mundo», dice Olaya entre risas. Ella ya no se fía de los etiquetados de muchos productos industriales. «He tomado bollos que supuestamente tenían grasas vegetales, pero eran animales. Lo sé porque me puse malísima». Le ha pasado lo mismo con las golosinas, cuya textura gomosa muchas veces proviene de piel o cartílago de cerdo.

Hay pacientes en todo el mundo que son rehenes de esta obligada dieta antimamífera. Algunos no pueden ingerir derivados de estos animales malditos, como la leche o la gelatina. Y, en los casos más graves, ni siquiera vestir ropa hecha con lana. Se enfrentan a peligros mucho más sibilinos que los que encuentran en un restaurante o en una comida familiar.

OLAYA HA SUFRIDO ATAQUES TRAS TOMAR GOLOSINAS, PUES SU TEXTURA GOMOSA PROVIENE DE PIEL O CARTÍLAGO DE CERDO

La doctora Carmen Vidal, pionera en España en el estudio del síndrome desde el Servicio de Alergología del Hospital de Santiago de Compostela, ha estudiado el caso de una mujer con síndrome de alfa-gal que sufrió una anafilaxia al tratarse unos hongos con un óvulo vaginal de Fenticonazol. «La causa es que la cápsula de este fármaco contiene proteínas de mamífero», explica Vidal.

El diagnóstico de una alergia requiere a veces aptitudes detectivescas que van más allá de la bioquímica. A veces para encontrar una fuente alérgena hay que estudiar el caso como si de un crimen se tratara.

En primer lugar, está el escenario. En el caso de Olaya, se trata de un entorno rural rodeado de ganado y animales de compañía. Un hábitat idóneo para las garrapatas y su contrabando de sangre.

La reconstrucción del crimen es sencilla. La garrapata sospechosa que picó a Olaya pudo portar en aquel momento restos de sangre de una víctima anterior –por ejemplo, una vaca que pastaba en los alrededores–, y que ésta penetrara a través de la piel, lo que provocó que se dispararan sus niveles de inmunoglobulina E (IgE), un tipo de anticuerpo presente únicamente en mamíferos y desencadenante de su reacción alérgica.

«Este síndrome sólo se asocia al consumo de carne roja procedente de mamíferos porque de este grupo los humanos somos los únicos que perdimos la capacidad de sintetizar esta molécula al evolucionar», explica el profesor De la Fuente, que estudia en el Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos de Ciudad Real la capacidad de síntesis del alfa-gal.

Las aves (y los peces) tampoco pueden realizar esta síntesis. Por ello, Olaya sí que puede saciar sus ansias carnívoras sin ponerse en peligro comiendo pollo y pavo. «Una de las características más fascinantes de esta alergia es que puede producirse una anafilaxia retardada de hasta seis u ocho horas, por lo que su diagnóstico es mucho más complicado», dice la doctora Vidal.

Este margen de tiempo actúa como una niebla de confusión en médicos y pacientes, ya que obliga a descartar potenciales alérgenos que se cuelan como sospechosos en el diagnóstico y esconden al verdadero culpable.

LA MAYORÍA DE LOS CASOS DOCUMENTADOS EN ESPAÑA SE LOCALIZAN EN GALICIA, AUNQUE YA HAY DIAGNÓSTICOS EN OTROS PUNTOS DEL PAÍS

Rebobinemos a 1987. La médico australiana Sheryl van Nunen se encontró con un episodio de anafilaxia retardada. Tras estudiar el caso, descubrió que la carne era el único alérgeno potencial. Extrañada, decidió seguir investigando este fenómeno y en los siguientes 15 años identificó hasta 70 pacientes similares en la misma área geográfica.

Eran tiempos de indagaciones de profesionales curiosos, pero de escasísima literatura médica sobre el tema. Todo cambió cuando sucedió algo extraordinario que nada tenía que ver con una reacción alimentaria.

El Cetuximab es un fármaco contra el cáncer obtenido de células de ratones que se comercializó en 2004. Durante su ensayo clínico se había detectado que menos del 2% de los pacientes padecía problemas respiratorios y bajadas de tensión arterial. Sin embargo, esta estadística se disparó sin justificación alguna cuando lo tomaron pacientes de Carolina del Norte o Tennessee: 25 de 88 sufrieron cuadros alérgicos. En Arkansas, un paciente falleció tras tomar una sola dosis de Cetuximab.

Las preocupantes consecuencias hicieron que los laboratorios responsables del fármaco iniciaran un rastreo de todos los aspectos que rodeaban su fabricación. Sus científicos estaban desconcertados. ¿Qué estaba sucediendo si en estados como California y Massachusetts el Cetuximab se consumía sin problemas? Por lo tanto, ¿qué le pasaba a la gente del Sur del país?

Al doctor Thomas Platts-Mills, de la Universidad de Virginia, se le debe el honor de haber resuelto el primer paso de este cubo de Rubik alérgico. Logró demostrar que las personas que reaccionaban al Cetuximab tenían una sensibilidad prexistente al alfa-gal que se detectaba con un análisis que desvelaba un alto nivel de anticuerpos IgE.

El siguiente paso parecía más complicado: averiguar el desencadenante. Los médicos se dieron cuenta de que el mapa de afectados coincidía con el área de influencia de una fiebre bacteriana denominada fiebre de las Montañas Rocosas.

No había relación entre ambos casos. Había que buscar una. Y, al final, la encontraron.

El nexo era la puñetera garrapata.

Cuando se les preguntó a los alérgicos al cetuximab si habían sufrido picaduras de este parásito, un 95% respondió que sí. La garrapata acusada tenía nombre de caballo de carreras, Estrella Solitaria (Amblyomma americanum), y habita en el sureste de EEUU.

Aunque la Estrella Solitaria se llevara los focos mediáticos, las garrapatas españolas también son vectores de esta alergia, como ha comprobado Olaya. La mayoría de los casos documentados por la doctora Vidal se localizan en Galicia, concretamente en Lugo, y en la zona norte, aunque ya hay diagnósticos en otros puntos del país. En España la garrapata está presente hasta altitudes de 900 y 1.000 metros y abunda tanto en el sur como en la costa cantábrica.

Además, su mapa de influencia está en expansión. Según datos de la red europea VectorNet, en 20 años en el continente se ha registrado un aumento del 300% de las enfermedades que transmite al ser humano. El cambio climático está detrás de esta amenaza.

El equipo del profesor De la Fuente acaba de demostrar en un estudio algo, tan interesante como desconcertante, que amplía el campo de batalla de la alergia: las garrapatas son capaces de sintetizar alfa-gal. Bajo este prisma, si no necesitan portar sangre de un mamífero, el riesgo para el ser humano es mayor del que se pensaba.

Mientras tanto, Olaya se protege de las picaduras de las carrachas (en gallego) rociándose aceite del árbol de té en piernas y brazos. Guarda a buen recaudo su «pistola de adrenalina» con la confianza de no tener que desenfundarla nunca. A la espera de que alguien resuelva el cubo de Rubik.

 

18 Ene 2019 Tengoalergia 0 comentarios

Comparte esta noticia:

Noticias

Alergia al ciprés en invierno

Madrid, 17 ene (EFE).- La Consejería de Sanidad ha activado esta semana su sistema de vigilancia e información diaria de los niveles de polen presentes en la atmósfera de la región, para informar a los madrileños cuando se superen los … Sigue leyendo

Leer más

Cómo hacer que tu casa sea más sana

¿A ti también te ha entrado el furor de ordenar y limpiar la casa? Te echamos una mano con estos consejos. Fuente: Revista Muy interesante Ya sea que estés dentro o fuera de casa, la calidad del aire que respiras … Sigue leyendo

Leer más

La razón de la alergia a la carne

Cada vez más personas sufren violentas reacciones alérgicas tras consumir productos de mamíferos. Y el culpable es este minúsculo bichito. Hablamos con Olaya, una de las primeras españolas en ser diagnosticada con el “síndrome alfa-gal”, que puede llegar provocar una … Sigue leyendo

Leer más

Cinco consejos para prevenir las alergias alimentarias esta Navidad

5 de cada 10 reacciones alérgicas tratadas en urgencias se deben a la ingesta de algún alimento, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. Fuente: La Razón. En estas fechas, cualquier excusa es buena para reunirse … Sigue leyendo

Leer más

Alergias alimentarias en Navidad: ¿Cómo evitarlas?

La Navidad es la época del año en la que más alergias alimentarias se diagnostican ya que se consumen alimentos no habituales o que están encubiertos en los platos y dulces sin que el alérgico se dé cuenta. Según el alergólogo … Sigue leyendo

Leer más

¿Qué es la vacuna alergénica para el asma alérgica por ácaros?

Evita el desarrollo de la reacción alérgica y tiene efecto protector a largo plazo. Su formato sublingual permite la administración por parte del paciente en su propio domicilio. Noticia original publicada en: Consalud.es Las enfermedades respiratorias inducidas por los ácaros … Sigue leyendo

Leer más